martes, junio 29, 2010

Resurgir


El mundo no es exactamente tal y como lo percibimos nosotros. Toda la información que captamos del exterior pasa por unos filtros. Dotamos de subjetividad a todo proceso consciente. El mundo es del color del cristal a través del cual lo miramos.

Uno de esos cristales se llama ACTITUD. No voy a dedicar una entrada al pensamiento positivo porque no “creo” en él. No creo que haya una aspecto positivo en todo suceso. Sí es cierto que ante un suceso podemos adoptar diferentes actitudes, y que nuestros pensamientos pueden jugar a nuestro favor o en nuestra contra.

Hace apenas tres meses que falleció mi padre, una de las personas más importantes de mi vida. Supone un cambio muy importante. Un gran vacío. Su marcha fue inesperada pero angustiosa. Mi familia recibió el apoyo de todos nuestros amigos. Nos sentimos arropados, abrazados, acompañados. El entierro supuso para mi una gran mezcla de sensaciones contradictorias porque era uno de los momentos más tristes de mi vida y a la vez una demostración de cariño increíble.

En todo momento me sentí acompañado. Había mucha gente que no conocía a mi padre. Otra con la que hacía mucho tiempo que no hablaba, e incluso con la que yo había perdido la relación por alguna discusión, pero estuvieron apoyándome en ese difícil momento.

Pretendía aprovechar ciertos aspectos de ese día para ejemplificar la importancia de la actitud ante cualquier situación. De como la indefensión no hace si no agrandar el problema... pero creo que por hoy acabo aquí mi entrada, agradeciendo a todos las muestras de cariño y afecto que han tenido conmigo y con los míos. Muchas gracias.

Intentaré acabar la entrada por donde la empecé. De momento, mi intención es seguir para adelante. Resurgir cual fénix y volver poco a poco a mis hábitos, entre ellos, el de dar vida a este blog.

Un abrazo grande a todos.

5 comentarios:

Anonymous maimai ha dicho...

Por aquí tienes una fan que espera impaciente tus próximas entradas. Ánimo y un abrazo fuerte desde Vitoria!!!
maimai

10:52 a. m.  
Blogger Fisioaso ha dicho...

Otro de tus seguidores pendiente de una nueva entrada. Ánimos, y hasta ésta me ha gustado. Buenas actitudes mueven montañas. Gracias por recordarnoslo.
Un saludo

7:16 p. m.  
Blogger Arturo Goicoechea ha dicho...

Vicente: mantener el blog cuesta... al principio. Espero que consigas la constancia. Necesitamos blogueros con ganas para sacar adelante esta nueva fisioterapia que nos han puesto en las manos y en la voz.

Suerte. Un abrazo

9:37 p. m.  
Blogger Fisiograna ha dicho...

Una de las cosas que me gustaron de este blog es que podia encontrar no solo conocimientos sino la experiencia personal y humana que nos regalas. Como muestra, esta entrada.
Yo tampoco "creo" en el pensamiento positivo tal como se entiende comunmente: una realidad artificial donde todo va bien. Prefiero entender la realidad tal cual es, y tratar de comprender a traves del diálogo sincero con los demás lo que acontece en la vida...es un buen remedio para no sentirse indefenso.
Como ves, estamos espectantes...hasta la próxima!

2:02 p. m.  
Blogger oceano_mar ha dicho...

Querido amigo, desde que tuve la gran fortuna de conocerte y ya se cuentan unos añitos, tus reflexiones y tu ilusión han sido, son y seguirán siendo fuerza motriz de esta fisioterapia nuestra.

La vida, que a veces estalla, nos lleva por caminos difíciles.
Resurgirás, ya lo estás haciendo, todo tiene su momento, tomate todo el que te haga falta.

Como siempre, gracias por todo y gracias por tanto. Un abrazo muy fuerte!

1:48 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal