miércoles, abril 11, 2012

Consejos gratuitos varios


¿Imagina que su primo, peón de obra de toda la vida del Señor, se anima a proyectarle los las planos de la vivienda con la que siempre había soñado? ¿O que su vecina, la cardiópata, le propone intervenirle a corazón abierto? No suena muy coherente… pero cuando hablamos del ámbito deportivo, esto suena menos “tonto”.

“Mi vecino tiene un primo que competía en atletismo y me ha diseñado un plan de entrenamiento”. La frase del “preparador” me toca bastante la moral. Y lo hace porque me concierne directamente, primero porque como fisioterapeuta tengo una especie de odio visceral hacia el intrusismo profesional y porque como tengo el placer de trabajar codo con codo con un licenciado en educación física, se de primera mano de qué hablo.

¿Qué pasa en España? Parece que el respeto profesional es ya una leyenda. Lo mismo da que el señor que nos atiende tenga más o menos estudios. ¿Carrera, máster, doctorado? ¿Para qué? Hay monitores que en un fin de semana obtienen un “título” a distancia. Ayer precisamente leía a Carlos López Cubas poniendo un enlace a un centro que ofertaba el título de “técnico en fisioterapia deportiva”. ¿Pero esto qué es?

La gente asocia de manera errónea calidad-precio del mismo modo que asocia incorrectamente experiencia-calidad. “Llevo desde que tengo cinco años entrenando baloncesto… a mi nadie me va a contar ahora algo que no sepa…” Me encanta la humildad del personal… Pero llevado al absurdo sería como si yo me considerara un experto en artes marciales por el hecho de haber recibido más de 17 palizas… ¿Todo buen futbolista es un buen entrenador? ¿Todo buen clínico es un buen docente? No lo creo.

La fisioterapeuta es una profesión que intenta hacerse un hueco en el marco sanitario para dejar de ser considerado un mero técnico y ocupar su parcela específica en el diagnóstico y tratamiento de las alteraciones del movimiento como el especialista en dicho ámbito. Y debemos dar las gracias a las generaciones anteriores que estuvieron tirando del carro para conseguir lo que consiguieron. Tenemos nosotros la obligación de coger el testigo y seguir peleando por llegar a meta. Los licenciados en educación física tienen también esa asignatura pendiente. Deben ocupar su sitio y hacerse respetar porque el intrusismo en su ámbito de trabajo pesa más todavía que en el nuestro. Y si todo el mundo sabe de salud de actividad física y deporte mejor no hablamos.

¿Alguna vez un paciente/cliente os ha intentado dar una lección? Espero sus aportaciones en los comentarios. Un saludo.

4 comentarios:

Blogger Fisioacosta ha dicho...

Gran entrada compañero.

Sí , aquí cada uno se atreve a opinar y a aconsejar lo que quiere... lamentablemente es así.

Hay mucha falta de cultura y humildad en este santo pais.Cambiémoslo.

En cuanto a lo de los cursos tipo "técnico en fisioterapia deportiva" y la formación buff...habría para escribir un libro. Sólo el tiempo saca brillo a la formación realizada (creo yo...)

Un saludote!

PD: y en cuanto a lo del plan de entrenamiento si quieres te hago yo uno , que entrené un equipo de alevines de balonmano y mi primo lleva un gimnasio en el pueblo...quieres?? :-P (ironic mode on) jjejeje

12:25 p. m.  
Blogger PHISIOS: OSTEOPATÍA EN LINARES ha dicho...

Gran entrada Vicente!!!

Siempre habrá gente que apoyándose en un "título" o "Curso" se atrevan a recomendar una cosa u otra... Lo hace el panadero de mi barrio, ¿como no lo va ha hacer uno que ha hecho un cursillo?.

La verdad es que cada vez son más las personas que se dan cuenta de esto y van "aprendiendo del error".

Los colegios poco a poco irán barriendo esta "lacra terapéutica".

Como fisios tenemos que estar preparados para que vean en nosotros esa ayuda que necesitan...demosles la oportunidad a sus cerebros para que vivan la experiencia de tratamientos y asesoramientos de calidad...por que luchemos lo que luchemos, la verdad es que solo podemos actuar día a día, paciente a paciente.

Tenemos que luchar por una formación de calidad, para diferenciarnos cada vez más de esos "chapuceros"


Know bungler, no bungler!!!

Un abrazaco!!!. David

10:06 p. m.  
Blogger Fran Latorre ha dicho...

Hola Vicente,
No creo que un solo fisioterapeuta, entre otras profesiones, se atreva a discutirte esta fabulosa entrada.

A mi me ha tocado vivirlo desde muy muy pequeño cuando mi madre iba a trabajar en su negocio, una peluquería, y nos llevaba para que no nos quedáramos solos en casa. Además a lo largo de los años he tenido que soportar como mi madre, pobre mía, ha aconsejado alguna medicina porque la anterior cliente la tomaba, o ve al medico que tienes mala cara y jartarse de que gracias a ella mejoraron o fueron diagnosticadas de tumores, fibromialgia...puff. Porque es mi madre y la quiero a horrores que si no...

Por mas que lucho, no encuentro la puerta. Me parece muy importante el hecho del como incidir en esa corriente. Se que es complicado, y mas con una madre.
Pero quizás aquí estemos tirando de otro hilo.

Estoy con David, calidad y mas formacion para aumentar la diferenciación.

Un abrazo!!

4:43 p. m.  
Anonymous danieltraviesu ha dicho...

Buenas,

Fenomenal entrada y genial el blog Vicente!!!!Creo que todos "sufrimos" los consejos gratuitos de los "profesionales" que hay en cada esquina de este pais...
Mi nombre es Daniel y soy como tu cuñao de los otros profesionales de los que hablas: licenciados en ciencias de la actividad física y no puedo estar más de acuerdo contigo.
Por eso, quiero darte las gracias por ese apoyo que nos brindas (no solo en esta entrada) para aprobar esa asignatura pendiente y ocupar nuestro sitio...
Largo y arduo camino nos espera pero con "profesionales así" yo me apunto a recorrerlo...

Un saludo.
danieltraviesu@hotmail.com

6:30 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal