martes, mayo 22, 2012

Sentido crítico 2.0


El otro día se le cayó un diente a mi sobrina. El ratoncito Pérez hizo acto de presencia y le dejó en  la mesita de noche un paquete perfectamente envuelto. Cuando lo abrió descubrió en su interior una construcción de Playmobil (le encanta). La niña estaba tan ilusionada como perpleja. ¿Cómo había podido un ratón, ya no subir una caja que le superaba con creces en tamaño y peso, si no… cómo había podido un ratón envolver su regalo? Pasó el día sorprendida por el hecho. La inocencia de los “cachorros humanos” es adorable puertas afuera. La falta de sentido crítico que irá madurándose con la incorporación de experiencias, información.

Mi gran amigo Eduardo siempre ha dicho que el fisioterapeuta español tiene el sentido crítico de un niño de 2 años. Y eso es así. Nos limitamos a “asumir” como verdaderos los conocimientos que se nos presentan en un congreso por el hecho de que el ponente tiene cierto nombre, ha escrito un libro o simplemente tiene pinta de saber mucho. Nos han colado técnicas y conceptos, libros y artículos porque no tenemos capacidad de discriminar el grano de la paja. Y esta muy bien el cambio de paradigma donde estamos pasando de un “absolutamente todo vale” a un acercamiento al “basado en la evidencia”.
Muchos frentes todavía están muy verdes. Abogo firmemente por el cambio de paradigma en la definición de fisioterapia donde se cambie el término “agentes físicos” como núcleo de la misma por el de “movimiento”. E hilando más fino iría más encaminado a la acepción del término que emplea el Dr.Goicoechea cuando se refiere a “acción” en lugar de movimiento: “movimiento intencionado”. Este debe ser uno de nuestros elementos diferenciadores. Entiendo que las peleas eternas entre independentistas y papá Estado son una forma de entretenimiento para algunos y una cuestión de religión para otros. Fisioterapia y osteopatía viven un conflicto eterno que responde mayoritariamente a intereses crematísticos (me encanta esa palabra…). Esta situación ha venido favorecida precisamente por esa falta de sentido crítico que ha diezmado nuestra identidad durante mucho tiempo. Pero ahora ya no hay vuelta atrás.

Los pilares de nuestra profesión, los puntales filosóficos, los principios teóricos, las bases de lo que nos define son susceptibles a revisión y mejora y entre todos podemos intentar mejorar todo lo que tiene relación con la fisioterapia. Creo que iniciativas como la del señor Eduardo Fondevila en su blog han demostrado que entre todos podemos hacer que esto avance. Nosotros, los fisioterapeutas, somos los mejores representantes de la fisioterapia en España. Intentemos sumar, entre todos, en pro de la inteligencia colectiva. Todos tenemos voz y voto. Empleémoslo para que la profesión crezca. ManelDomingo nos ha demostrado que con ganas y esfuerzo es posible ser partícipe del cambio. Los colegios deben ser una herramienta que trabaje por la fisioterapia y el fisioterapeuta y de no ser así tenemos que hacer porque la situación cambie. De manera activa. Como conjunto.

Sigo pensando que nuestro talón de Aquiles es la formación. Necesitamos ahondar en muchos aspectos que no solo nos harán crecer como profesionales si no que además nos aportaran ese espíritu crítico del que hablo, que nos permitirá desterrar, por cuestión de lógica, todo lo perteneciente al mundo de lo para-sanitario, lo pseudo-científico, en pro de la ciencia, nuestra parcela de conocimiento.

Iniciativas varias como FSR pretenden convertir esto que hace poco tiempo era casi una utopía (se me ha tachado de utópico tantísimas veces en fisionet…). Atentos a sus pantallas porque la cosa pinta muy bien y sed todos bienvenidos a la iniciativa de la inteligencia colectiva. Tu participación comentando, cuestionando, preguntando, compartiendo nos hace crecer a todos. Un saludo.

4 comentarios:

Blogger FisioStacruz ha dicho...

Sólo añadiría, por aclarar, que la mejora en la formación debe empezar por la formación universitaria, donde muchas veces se enseña un montón de cosas que si no son inútiles lo parecen dejando de lado técnicas que realmente están basadas en la evidencia.
Pero claro, esos intereses "crematísticos" (que supongo que son económicos :P) también influyen en estos casos, y si los mismos profesores son los que organizan los cursos, mal vamos. Y si además los colegios en muchos casos no se esfuerzan por la organización de los mismos, peor aún.

Un saludo.

7:20 p. m.  
Blogger villovi ha dicho...

Ya que lo nombras... hoy mi colegio se jactaba de su aportación al consejo general de colegios de fisioterapeutas (al que por cierto hemos vuelto) cambiando el término "terapias complementarias" por el de "terapias alternativas". El mismo colegio que ofrece formación pseudocientífica. Sí, el mismo colegio que vende ropa en la web... formados, no estamos bien formados... pero uniformados... ese el es espíritu.

7:48 p. m.  
Blogger Fisioaso ha dicho...

Y voto por filtrar formación; por aquello de competencia legal profesional vs. formativa.
Además de otros cursos ofertados por colegios muy pseudo y algunos muy desastre como el que hice vía online de la Universidad de Valencia (anunciado por el de Asturias, por eso me llegó) sobre Máster en Fisioterapia Comunitaria. Era de todo menos online, menos serio y menos información actualizada... En fin, errores que intentas no volver a cometer.

10:35 p. m.  
Blogger Paco Garcia ha dicho...

A mi tambien me llama mucho lo de filtrar la formacion. Los colegios DEBEN tener un consenso en cuanto a los estandares de calidad en formacion. Supongo que el CGCFE tiene mucho que decir...y mas con las especialidades a la vista.

Bien es cierto que existe una asociacion dentro de la AEF que promueve que la union de los fisioterapeutas para contribuir a ese consenso en cuanto a la EDUCACION SUPERIOR...

11:49 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal