jueves, diciembre 01, 2011

Sobre osteopatía (o la novia fea...)


He estado leyendo unas cuantas entradas de compañeros blogers respecto a la osteopatía y me ha apetecido aportar algo de mi cosecha de manera breve y superficial (y polémica, claro...).

Siempre que “debatimos” al respecto a quien salta porque se siente ofendido y me parece lógico y normal. Es importante recalcar que cuando hablamos de osteopatía no se pretende hacer una crítica al fisioterapeuta que ha invertido mucho tiempo y dinero es formarse para seguir creciendo como profesional. Hay que respetar los gustos y creencias de cada uno mientras éstas no resulten ofensivas para los demás. Pero insisto, entiendo que esto siempre se lleva al terreno de lo personal. Para mi, la osteopatía hoy es la novia “fea” del fisioterapeuta. Permitidme que lo exponga.

Hace ya mucho tiempo uno de los amigos de la “pandilla”, cansado de nuestras “niñerías” emprendió un nuevo camino intentando llenar ese vacío que la amistad no era capaz de ofrecerle y se buscó una novia. Una novia resultona novia que le complementaba y le hacía sentir más hombre. Se encontraba más completo gracias a ella. Y lógicamente dejó de venir con nosotros porque para entonces no se sentía identificado con el resto del grupo.

Con el tiempo el resto de miembros de la pandilla fuimos haciendo nuestras vidas sin perder el contacto. Nos fuimos casando y en todas las bodas siempre estaba la mesa de “la pandilla”, juntos.

¿Os acordáis de las series de televisión de los 70-80? Pues así quedó la novia del primero que se fue de la pandilla. Con calentadores, pelo cardado y ropa ancha y floreada. ¿Desfasada? Y claro, cuando alguna vez hemos quedado con este amigo y alguno le ha dicho que su novia, antaño resultona, ahora era “hortera”, “anticuada” o directamente “fea”, pues éste se ofende.

Ahora un poco más en serio, no creo que la “osteopatía” y pongo el entrecomillado para resaltar que hablo de la osteopatía desde un marco conceptual puramente teórico, sea algo del pasado, pero sí creo que sus principios teóricos, su base de sustentación tiene poca cabida en el ámbito científico sanitario actual.

Yo personalmente creo que mezclar agua y aceite supone intentar juntar dos elementos que van por separado en un mismo contenedor. Lo mismo sucede con la fisioterapia y la osteopatía. Se pretende unir algo que no tiene punto de unión, porque el principio del que parte la osteopatía no tiene nada que ver con el marco teórico en el que se debe desarrollarse la fisioterapia.

Creo que en el pasado la una se benefició de la otra y viceversa, en nuestra historia particular, en España. También creo que a la osteopatía le interesa seguir vinculada a la fisioterapia española por el mercado que le ofrece y el amparo universitario, pero que actualmente a la fisioterapia la osteopatía no le beneficia en absoluto.

Detrás de todo esto, más allá de una lucha de bandas lo que hay es un interés económico muy grande. La osteopatía ha conseguido infiltrarse en el programa de grado de fisioterapia en la mayoría de universidades y se confunde al formando introduciéndole conceptos tales como “terapia manual osteopática” y “maninpulación osteopática” que le dan a entender que la única terapia manual que existe es la que “inventó” la osteopatía.

Por tanto, entiendo que el fisioterapeuta que se ha formado en osteopatía se sienta ofendido cuando insultan a su novia, pero éste debe entender que esto sucede porque para los demás, su novia es fea. O si lo prefieren, su novia no es guapa. O no nos resulta agradable a la vista.

Me quedo con un comentario anónimo del blog Fisioterapia y Salud-os respecto a la “ciencia basada en la evidencia” y el amparo que se hace de ella para justificar tratamientos tales como la terapia craneosacra y la manipulación visceral:

Anónimo dijo...
La medicina basada en la evidencia tiene estas cosas. Se llama ciencia a cualquier idiotez. Es posible que muchos conozcáis la revisión Cochrane sobre el rezo intercesor (lo eficaz que es rezar por otro para que se cure). La evidencia es ciega. Últimamente hay interés, por ejemplo, en la utilización del TENS en el tibial posterior para tratar la incontinencia fecal. Se puede estudiar cualquier cosa: el padrenuestro frente al avemaría para el intestino irritable, la eficacia de contemplar atardeceres como tratamiento de la hepatitis crónica o dar palmadas como tratamiento del estrés. La evidencia es tonta. Por eso muchos tontos se apuntan a la evidencia, investigan tonterías y creen que hacen ciencia.
Pero la ciencia es otra cosa. Puede haber Osteopatía basada en la evidencia pero nunca habrá Osteopatía basada en la ciencia.

7 comentarios:

Blogger Carlos López Cubas ha dicho...

El problema es que la fisioterapia tiene demasiadas novias feas, además de la osteopatía, aunque esta semana al menos hemos dado un paso (o repaso) hablando de ella.

2:49 p. m.  
Anonymous @FisioStacruz ha dicho...

Completamente de acuerdo, al final todos son intereses económicos y marketing publicitario.
Sin embargo, creo que sí que hay muchos osteópatas que desdeñan la parte magufa de la osteopatía y se muestran más que escépticos con ella.
Eso sí, es muy difícil decir que no a técnicas que, teniendo una consulta propia, te están dando efectividad en la clínica de tus pacientes. Que lo suyo sería conocer el porqué esa técnica concreta le funciona al paciente (aunque fuera para convencernos de que el placebo es genial, por poner un ejemplo exagerado), evidentemente. Pero hay que mantenerse a flote, y si los pacientes mejoran y están contentos, a ver cómo te juegas el pan que le llevas a tu hijo.

6:05 p. m.  
Blogger di_berti_da ha dicho...

No eres el primero que comenta la incursión de la osteopatía en la universidad. Yo os quiero comentar mi caso personal:
Hace ya dos cursos hice un máster (oficial) de neuro. Una de las asignaturas era fisioterapia respiratoria. Tuvimos una sesión con un neumólogo y dos con un señor fisio respiratorio de Valencia que sabe mucho mucho. Luego nos encasquetaron tres sesiones de RPG (no sé vosotros, pero creo que a un hemipléjico por ACV o congénito no le voy a poner a hacer la ranita) y otras tres... tatatachán!! de craneo-sacra!! Esto último bajo el argumento de la respiración primaria y que al tratar la cabeza y por ende el cerebro estabamos tratando patologías neurológicas. Todo esto con uno de los profesores titulares de la universidad; el cual, por cierto, debe de dar en la carrera una asignatura que se llama algo así como técnicas especiales de fisioterapia.
Vamos, que gracias a que fue este señor valenciano y nos salvó un poco la asignatura...

11:54 p. m.  
Blogger Elefante ha dicho...

Yo de hecho diria que la fisioterapia nos ha salido un poco puta, perdón esto no es muy decoroso ni políticamente correcto, quería decir, promiscua: osteopatía, quiropráctica, acupuntura...

La fisioterapia quiere estar con todas a la vez, que formen parte de su harén. Para que luego digan que no arrastramos vicios...

3:14 p. m.  
Blogger villovi ha dicho...

Carlos y Rubén:

No pretendía hablar de la osteopatía como una novia fea de la fisioterapia. Quería hacer énfasis en cuanto al tema de llevar al terreno de lo personal la crítica o debate acerca de la relación fisioterapia y osteopatía. Aquel con el que hablo que ha cursado osteopatía se siente ofendido hasta el punto que parece que en vez de su currículum este hablando de su pareja...

De todos modos, siguiendo con el símil, el problema que arrastramos es que perdimos la identidad hace tiempo y nos hemos dedica a revolcarnos con todo lo que se ha puesto en nuestro camino en busca de ese amor propio del que hemos carecido...

4:17 p. m.  
Blogger villovi ha dicho...

@FisioStacruz:

Insisto en que no critico al osteópata. El que desdeña la parte magufa desdeña la base de la osteopatía y se queda con un repertorio técnico. La osteopatía tiene la "mala costumbre" de llamar osteopatía a todo lo que incorpora en su repertorio. Actualmente el programa de estudios de muchos centros de osteopatía incluyen horas de formación en punción de puntos gatillo miofasciales, por ejemplo.

Las técnicas son técnicas. La terapia manual es terapia manual y la osteopatía es osteopatía. Confundirlos es algo que se facilita desde las escuelas de osteopatía. Nadie tiene que renunciar a su praxis. Lo que se aconseja es que se sea coherente con la misma, en este caso, desde una carrera de ciencias sanitarias, debe exigirse que sea coherente con la ciencia. ¿Osteopatía basada en la ciencia?

4:26 p. m.  
Blogger villovi ha dicho...

di_berti_da:

La fisioterapia, gracias a su comentada falta de identidad, ha bebido de demasiadas fuentes y se ha intoxicado dejando a un lado a la propia fisioterapia...

Este año la Universidad de Valencia organizó sus segundas jornadas, orientadas al miembro superior. La charla que hablaba del tratamiento de la epicondilalgia lateral versó integramente sobre la RPG y el tratamiento que éste ofrecía a dicho problema... Facepalm!

Imagino que hablas de D. Pedro Vergara, que es uno de esos docentes de los que los valencianos podemos sentirnos profundamente orgullosos de haber podido tener.

Gracias a todos por vuestra participación!

Un abrazo.

4:54 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal